Mágina Sur Información

Tu comercio podría aparecer aquí, a la vista de todos los lectores de Mágina Sur Información. Llámanos y te informamos. La publicidad más rentable

Antonio Latorre: Tengo muy buenos recuerdos de los años en el Colegio Alonso Vega

Ago 18
Valora este artículo
(0 votos)

Mañana arrancarán las fiestas de Bélmez de la Moraleda 2016 y lo harán con un pregón muy especial, ya que lo dará Antonio Latorre, un maestro que ha dado clase a más de 30 generaciones de belmoralenses y que durante su vida ha luchado mucho por el bienestar de su pueblo y sus vecinos y vecinas a través de la creación de cooperativas que supusieron la creación de muchos puestos de trabajo.

Latorre cuenta en una entrevista lo que supone para él pregonar la fiesta de su pueblo, cómo va a ser el pregón y algunos recuerdos de su paso por el colegio o las iniciativas sociales en las que participó activamente.

 

TERESA GUZMÁN: El próximo 19 de agosto será el pregonero de la Feria de Bélmez 2016, ¿qué supone esto para usted?

ANTONIO LATORRE: Que se acuerden de uno a esta edad, en la que ya no se espera ningún reconocimiento de este tipo, es un gran privilegio. Yo estaba muy tranquilo en Granada cuando el alcalde de Bélmez de la Moraleda, Pedro Justicia, me llamó para darme esta noticia.

 

T.G.: ¿Qué pensó cuando le dijeron que había sido elegido como pregonero de la feria 2016 de su pueblo?

A.L.: Para mí fue una sorpresa, la verdad. Al principio me preocupó comprometerme a hacerlo, porque vengo arrastrando una operación con muchas molestias y no sabía si podría hacerlo. Por esta razón la primera vez que me llamó le dije que esperara unos días, cuando volvió a llamarme, y como me insistió, acepté. Agradezco mucho al alcalde que haya tenido esta atención conmigo.

 

T.G.: ¿Qué recuerdos tiene de la Feria de Bélmez de hace años?

A.L.: Antes la feria era distinta a como es ahora. Durante el verano se daban corridas de toros. En el grupo escolar había un patio muy grande, vinieron toreros como Jaime Ostos, un alumno mío que se llamaba Andrés Gámez y que estaba viviendo en Barcelona o Morenito de Jaén.

La verbena era común también en verano, siempre estaba muy concurrida, como ahora.

 

T.G.: ¿Cómo va a ser su pregón? ¿está nervioso?

A.L.: Nunca me he puesto nervioso porque he estado acostumbrado a hablar en público, ahora no se qué pasará, tendré que hacer la prueba.

No he preparado ninguna redacción voy a echar mano de la cosecha propia, siguiendo las mismas normas de siempre cuando hablaba en las reuniones de las cooperativas.

Entiendo que será un momento bastante agradable, como cuando la Denominación de Origen Sierra Mágina me concedió un premio.

 

T.G.: ¿Qué temas va a tratar en el pregón?

A.L.: El pregón se iniciará con una referencia al Señor de la Vida y la Virgen de la Paz. Asimismo haré referencia a las cooperativas que se crearon y en las que yo participé activamente, en el movimiento que hubo en el pueblo, cuando todo el mundo tenía trabajo y las familias marchaban muy bien.

La primera cooperativa que se abrió fue una olivarera, las personas que la querían poner en marcha eran de edad avanzada y me llamaron para que les ayudara. Otras de las cooperativas que se crearon fue de corte y confección, en la que llegaron a entrar personas de fuera de Bélmez, de Cabrita y Jódar por ejemplo, porque había mucho trabajo. Organicé ocho cursos consecutivos de corte y confección e intenté traer a Bélmez una formación oficial en esta materia dependiendo del instituto de Huelma. 

También creamos una cooperativa de plásticos, teníamos máquinas de inyección y de soplado y la gente que allí trabajaba se preparó en muchos cursos que hicimos, mecánicos, ajustadores, incluso se llegaron a hacer los moldes de las botellas que se hacían para el envasado de aceite

Llegué a llevar las riendas de cinco cooperativas.

 

T.G.: Ha vivido muchos años de su vida en Bélmez de la Moraleda, ¿Cómo ha cambiado su localidad natal con los años?

A.L.: Bélmez ha cambiado mucho con respecto al tiempo del que le he hablado. Las cooperativa desaparecieron y la gente tuvo que irse. Ahora vienes al pueblo y la mitad de las casas están vacías. En otras cosas sin embargo se ha ganado.

 

T.G.: Supongo que vivió en primera persona uno de los acontecimientos más importantes de su localidad en los últimos años, la aparición de las caras, ¿cómo vivió aquello?

A.L.: Entonces estaba de maestro. Fue una novedad muy importante porque quién iba a pensar que iba a pasar algo así. Al principio a la familia no la dejaban parar, algunas veces ni dormir. Había mucha gente en el pueblo, las calles estaba abarrotadas de coches. Con los años eso fue descendiendo hasta normalizarse,

 

T.G.: Ha sido maestro y director durante muchos años en el Colegio “Alonso Vega”, hoy “Torre del Lucero”, ¿Qué recuerda más de esos años?

A.L.: No sabía que se había cambiado el nombre. Tengo muy buenos recuerdos de esos años, los maestros nos llevábamos muy bien, trabajábamos con ilusión y vocación, como debe ser la enseñanza, en la que además la paciencia es lo más importante. Creo que se hizo un trabajo muy bueno porque lo reflejaban los porcentajes de buenas notas que había. El colegio estaba donde está ahora el Museo de las Caras, en el centro del pueblo, cómodo para todos los vecinos y vecinas. La nueva ubicación es más incómoda porque hay que subir una gran cuesta. 

 

T.G.: ¿A cuántos niños y niñas de Bélmez ha podido dar clase?

A.L.: Sería muy difícil calcularlo. Estuve en Bélmez 32 años como maestro, es decir que he dado clase a muchas generaciones.

 

T.G.: Cuéntenos alguna anécdota de su paso por el colegio

A.L.: En una ocasión creamos una rondalla y la llevamos a Madrid a un simposium cooperativo. Estuvimos en la Casa Sindical donde esperamos a tres ministros. Cuando llegaron, la rondalla entonó varias canciones. Después nos invitaron al Palacio de Exposiciones y Congresos donde volvimos a tocar. Gustó mucho porque era algo novedoso y para nosotros fue una experiencia agradable. Llevábamos una pancarta que ponía algo así como Bélmez de la Moraleda saluda a los madrileños

 

T.G.: Por último, un deseo para los belmoralenses y visitantes para la Feria

A.L.: Les deseo todo lo mejor que hay en este mundo

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

HomeEntrevistasAntonio Latorre: Tengo muy buenos recuerdos de los años en el Colegio Alonso Vega Subir

Últimas noticias

Últimos videos

Este sitio web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información, consulte nuestra política de privacidad.
Aceptar