Mágina Sur Información

Tu comercio podría aparecer aquí, a la vista de todos los lectores de Mágina Sur Información. Llámanos y te informamos. La publicidad más rentable

Ele Artero: Procuramos que el tiempo que estamos con los enfermos se sientan lo mejor posible

Dic 28
Valora este artículo
(0 votos)

El grupo de Visitadoras de enfermos fue elegido el pasado 30 de noviembre Premio Solidaridad de Huelma 2016 en una reunión del equipo de gobierno con asociaciones y colectivos de la localidad. 

Este premio se le concede por su labor continúa con las personas mayores desde hace muchos años. El galardón lo recogerán el próximo 3 de enero en el Auditorio Municipal.

El grupo está formado actualmente por María Fuensanta García, Dolores Roa, Encarna García, Ángela Bravo, Martirio Marín, Valentina García, Paquita Nieto, Paquita Marín, Carmen Sánchez, Manolita García, Paquita García, Ele Artero, Carmen Vico, Encarnita Ibáñez, Adelaida García, Adoración Justicia y Lola Villanueva. Anteriormente pertenecieron a este grupo María Roa, Ramona Díaz, Carmen Díaz, Isabel Roa, Juani Mármol, Leo Cano, Sebastiana, Ana María Galiano, Palmira Díaz, Manolita Rubio, Antonia Nieto, Ramona Guzmán, Carmela Velázquez y Paulina Valenzuela.

La actual responsable del grupo, Ele Artero, responde a esta entrevista en nombre del grupo.

 

TERESA GUZMÁN: ¿Cómo se enteran de la concesión de este premio?

ELE ARTERO: Una persona que estuvo en la reunión en la que se decidían dichos premios nos lo dijo. Pero no nos lo quiso asegurar por si después se decidía otra cosa. El viernes día 2 nos llegó una carta confirmándolo. Nos hizo mucha ilusión este premio

 

T.G.: ¿Cuándo y cómo se inició el grupo de visitadoras de enfermos?

E.A.: Hace unos 20 años cuando estaba aquí don José como párroco.

 

T.G.: ¿Qué labor realizan exactamente?

E.A.: Hacemos una visita al mes a los enfermos y mayores que lo desean, tanto a sus casas como a la residencia. Los acompañamos un rato charlando y escuchándolos, porque realmente en lo demás están bien atendidos.

 

T.G.: ¿Cuántas personas forman actualmente este grupo y a cuántas atienden?

E.A.: El grupo de visitadoras actualmente está formado por 17 personas, que nos organizamos en parejas para llevar a cabo las visitas. Estamos atendiendo a unos 30 mayores, dependiendo de las circunstancias.

 

T.G.: ¿Qué le aportan a las personas a las que visitan?

E.A.: Procuramos que el tiempo que estamos con ellos se sientan lo mejor posible. Hablamos de todo, normalmente les gusta mucho contarnos su vida, cosas que a veces con la familia, por motivos de tiempo, trabajo, distancia…no pueden hacer.

 

T.G.: El acto más relevante que celebran es la Misa de los enfermos que tiene lugar al inicio del verano normalmente, ¿cómo se desarrolla éste?

E.A.: En las visitas anteriores a la misa se les va avisando para decirles día y hora de la misma. Incluso cuando nos ven por la calle nos preguntan cuándo va a ser la misa  pues les hace mucha ilusión y para algunos es casi la única salida que hacen. Algunas personas se ven casi de año en año porque coinciden el día de esta misa lo que, para ellos, es como un día de reencuentro con muchos amigos y conocidos a los que, de otra manera, no podrían ver. Es muy entrañable ver cómo se saludan y se abrazan como si llevaran una eternidad sin verse.

La preparación de este día mueve a mucha gente: la organización de la misa, lecturas, recepción de mayores y enfermos, ofrendas…se realiza los días anteriores a la misma.

El día de antes de la misa, las visitadoras preparamos el salón y el patio de la Iglesia de abajo, para lo cual no estamos solas, nos ayudan familiares y conocidos con el transporte y colocación de sillas, mesas, toldo para proteger del sol, adornos de las mesas… Todos lo hacemos con mucho cariño para que nuestros mayores y enfermos se encuentren muy a gusto ese día.

Llegado el día de la celebración, varias personas se encargan con sus coches de recoger a todo el que lo solicita porque no tiene otra manera de poder ir a la Misa. Muchos mayores vienen acompañados de sus familiares. A los mayores de la residencia los recogíamos antes también pero desde hace un par de años nos ayudan el personal de la misma y voluntarios de la cruz roja.

En la puerta de la iglesia siempre hay varias visitadoras esperando a recibirlos y llevarlos dentro donde estén cómodos. La mayoría de ellos quieren confesar este día y durante la misa el sacerdote les impone la unción de enfermos.

Para ellos es siempre un día importante, pero creemos que lo que no olvidarán será el año que nos honró con su presencia el señor obispo Don Ramón, que celebró la misa junto con nuestro párroco Don Manuel y otros sacerdotes.

Recordamos ese año con especial cariño tanto por la gran afluencia de personas, incluso de otros pueblos de la comarca, como por las caras de alegría y satisfacción que tenían nuestros mayores cuando el señor obispo se les acercaba para imponerles los sacramentos o simplemente para saludarlos. 

Al finalizar la misa se les ofrece un tentempié en el patio de la iglesia, un cafelillo, unos zumos, pasteles, galletas… a modo de reunión festiva que finaliza la celebración del día. Conforme van terminando se van despidiendo unos de otros y de nosotras y siempre nos agasajan con sus agradecimientos, esperando poder asistir al año siguiente.

Realmente es algo que, como casi todo, requiere de trabajo y esfuerzo, pero que todas hacemos con mucho gusto y realmente merece la pena.

 

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

HomeEntrevistasEle Artero: Procuramos que el tiempo que estamos con los enfermos se sientan lo mejor posible Subir

Últimas noticias

Últimos videos

Este sitio web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información, consulte nuestra política de privacidad.
Aceptar