Mágina Sur Información

Tu comercio podría aparecer aquí, a la vista de todos los lectores de Mágina Sur Información. Llámanos y te informamos. La publicidad más rentable

Alfonso Justicia Torres: En los últimos 30 años se ha producido toda una revolución en la Semana Santa de Huelma

Mar 22
Valora este artículo
(0 votos)

El próximo sábado 25 de marzo se celebrará en el Auditorio Municipal el Pregón del Costalero a cargo de Alfonso Justicia Torres. Será a las 21.00 horas y durante el acto actuará la Agrupación Musical María Santísima de la Esperanza Sanjuaneros.

Justicia Torres es una persona muy vinculada a la Semana Santa desde hace años. En 1988 empezó como contraguía del paso del Corpus Christi, cuerpo de costaleros que posteriormente portarían tanto a la Virgen de la Fuensanta como al Santo Entierro. Durante nueve años fue capataz del trono de la Virgen de la Amargura.

Además está vinculado a la Semana Santa desde diferentes cargos que ha ocupado en cofradías, ULCO y agrupación arciprestal, así como penitente de la Santa Cruz y de la Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y Santa Mujer Verónica.

El pregón del Costalero lo organiza la Cofradía Penitencial de Jesús en su entrada en Jerusalén, Nuestro Padre Jesús Cautivo de las Penas, Santísima Virgen de la Esperanza y San Juan Evangelista.

 

TERESA GUZMÁN: El próximo sábado 25 de marzo pronunciará el pregón del costalero, ¿qué nos puede adelantar de su pregón?

ALFONSO JUSTICIA TORRES: He enfocado el pregón desde mis vivencias y dando mi punto de vista sobre mi forma de ver al costalero y cómo debe ser éste.

 

T.G.: En los últimos años ha sido capataz y contraguía de dos pasos muy distintos, del Corpus Christi y de la Virgen de la Amargura, ¿cómo fue la experiencia en ambos tronos?

A.J.T.: Fui capataz del trono de María Santísima de la Amargura durante nueve años, viví las distintas formas en que se ha portado, tengo unos recuerdos inolvidables de esos años y una experiencia muy enriquecedora, tanto desde el punto de vista costalero como en el personal.

En cuanto al cuerpo de costaleros del Corpus, llevo en él desde sus inicios como contraguía. Son tres las procesiones que hacemos este cuerpo: la del Santo Entierro, la de la Virgen de la Fuensanta y la del día del Corpus Christi. Tres procesiones muy distintas, las tres se viven con absoluta seriedad y solemnidad pero cada una te hace vivir una experiencia desde la fe y la devoción.

 

T.G.: ¿Quién le propuso ponerse al frente de un trono? 

A.J.T.: En el trono del Corpus empecé en 1988 como contraguía. En el paso de María Santísima de la Amargura empecé en el año 2002 a propuesta de la Junta de Gobierno de la Cofradía

 

T.G.: Portar un trono supone además del esfuerzo de llevar un peso determinado durante varias horas, dedicarle tiempo a los ensayos, ¿qué importancia tienen los ensayos para el buen desarrollo de una procesión?

A.J.T.: Los ensayos son fundamentales para el buen desarrollo de una procesión, en ellos los costaleros hacen hombro, toman contacto con los compañeros, se hacen al peso que deben de cargar en la procesión y se les asigna a cada uno su puesto en el trono, cosa muy importante para poder trabajar cómodamente.

 

T.G.: ¿Qué aptitud pide o ha pedido a los miembros de su cuadrilla antes de una procesión?

A.J.T.: Deben de tener una aptitud de seriedad, compromiso y compañerismo.

 

T.G.: ¿Qué momento es el más especial en una procesión para las personas que se encargan de dirigir el trono?

A.J.T.: La procesión completa en general es especial, pero yo destacaría cuando estás terminando de organizar el trono y el momento de oración antes de levantarlo por primera vez. Son esos momentos llenos de incertidumbre y nervios pensando en que todo saldrá bien

 

T.G.: ¿Ha salido alguna vez como costalero? 

A.J.T.: No he salido nunca de costalero porque cuando he podido hacerlo, no era posible por mi altura.

 

T.G.: Además de como capataz y contraguía de un trono, ha estado vinculado a la Semana Santa en puestos de dirección en cofradías, ¿qué cargos ha ocupado? 

A.J.T.: A lo largo de los últimos años he ocupado diversos cargos como: secretario de la Cofradía de la Santa Cruz, secretario de la ULCO, secretario de la Agrupación Arciprestal de Cofradías o Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y Santa Mujer Verónica.

 

T.G.: También participa en la Semana Santa como penitente con la Cofradía de la Santa Cruz y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y Santa Mujer Verónica, ¿qué destacaría de las dos procesiones en las que realiza estación de penitencia?

A.J.T.: Del Vía Crucis de la Santa Cruz destaco toda la estación de penitencia, ya que es distinta a las demás por el recogimiento que se vive en ella, viviendo paso a paso el camino que hizo Jesucristo hacia la Cruz con la meditación del Vía Crucis. Son dos horas de oración y reflexión sobre lo que vivimos y conmemoramos en Semana Santa.

En cuanto a la madrugada, siempre destaco la cantidad de nazarenos que participan en la procesión. Los momentos que más me gustan son la salida de Nuestro Padre Jesús del templo, su paso por la Calle Carrera de Jesús llegando a la Plaza Nueva y el encuentro con María Santísima de la Amargura. 

 

T.G.: Como buen conocedor de la Semana Santa Huelmense, ¿qué le parece la evolución que ha tenido en los últimos años?

A.J.T.: Desde mis comienzo en el mundo cofrade allá por 1988 ha evolucionado muchísimo en cuanto a costaleros, bandas, enseres de las cofradías, organización de las estaciones de penitencia, la implicación de la gente, sobre todo el movimiento de jóvenes que hay en nuestras cofradías, sin olvidar la riqueza artística que con la adquisición de nuevas imágenes han aportado a nuestras cofradías. Es un lujo para un pueblo como Huelma tener imágenes salidas de las manos de imagineros con renombre como Álvarez Duarte o Romero Zafra.

En los últimos 30 años se ha producido toda una revolución, la pena desde mi punto de vista es que la celebremos como cualquier otra fiesta y estamos desvirtuando su sentido fundamental, que es recordar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Y eso se conmemora fundamentalmente en el templo, viviendo el Triduo Pascual con la oración y la acción de gracias. Las procesiones no dejan de ser una manifestación pública en la calle de lo que en el templo se ha celebrado, aunque son necesarias ya que con ellas también nos acercamos a Jesús 

 

T.G.: ¿Cree que habría que cambiar algo?

A.J.T.: En plan organizativo creo que está bien, todo va mejorando año tras año, ya que de los errores se aprende. Lo que sí se deberían de plantear las cofradías, desde el seno de la ULCO, sería charlas cuaresmales de formación para cofrades y no cofrades y con ellas ahondar verdaderamente en lo que celebramos, quizás así evitaríamos quedarnos solamente en lo superficial y profundizaríamos más en los misterios de nuestra fe.

 

T.G.: ¿Qué es lo que más le ha gusta de nuestra Semana de Pasión?

A.J.T.: Me gusta todo, porque intento vivirla con devoción, contemplando en la calle lo que se vive en el templo, cada procesión te invade con un sentimiento indescriptible.

 

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

HomeEntrevistasAlfonso Justicia Torres: En los últimos 30 años se ha producido toda una revolución en la Semana Santa de Huelma Subir

Últimas noticias

Últimos videos

Este sitio web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información, consulte nuestra política de privacidad.
Aceptar