Mágina Sur Información

Tu comercio podría aparecer aquí, a la vista de todos los lectores de Mágina Sur Información. Llámanos y te informamos. La publicidad más rentable

El juez Emilio Calatayud llena el Auditorio Municipal de Huelma

Jun 13
Valora este artículo
(0 votos)

El juez de menores de Granada Emilio Calatayud impartió ayer lunes una interesante conferencia sobre su visión de la adolescencia en Huelma.

A pesar de celebrarse por la tarde y de las altas temperaturas, el Auditorio Municipal se llenó de vecinos y vecinas de Huelma y la comarca que no quisieron perderse la intervención del magistrado. El acto se inició con la introducción de la presidenta de la AMPA Marqués de Santillana, Rita Justicia, que dio paso al director del IES Sierra Mágina, Juanma Latorre, que aseguró que se necesitan más personas como el juez granadino, al alcalde de Huelma, Francisco Ruiz, que abogó por la defensa de la educación pública y mostró su satisfacción por ver el recinto lleno de personas, y a una representante de la AMPA, Inma Medina, que hizo un repaso por la trayectoria del juez, al que agradeció sus lecciones de vida. Calatayud, por su parte, inició su conferencia dejando claro que hablaba en su nombre, como juez, padre y ciudadano, y no en el de los jueces en general y que no tiene signo político, que él vota a quien le parece según las circunstancias. Habló sobre la legislación principal que afecta directamente a los menores: la Constitución, la Ley del Menor y la ley de responsabilidad penal del menor y leyó todos los derechos que tienen los menores, asegurando que e España necesita un pacto por el menor. El juez de Granada comparó la relación actual de los hijos con los padres con la de hace varias décadas, llegando a la conclusión de que se ha pasado de la figura de los padres autoritarios a la de los padres colegas. En ese momento repasó su decálogo para formar a un delincuente (pueden leerlo al final de la noticia), mostrando que la consecuencia de ese tipo de educación es que hayan aumentado de forma muy significativa el maltrato de los hijos a los padres y que se estén devolviendo a los servicios sociales muchos hijos adoptados. Como contrapartida a este problema, aconsejó que los padres deben tener autoridad sobre sus hijos y recordarles que además de derechos tienen deberes, pidiendo a los progenitores que transmitan a sus hijos el respeto hacia sus maestros. Asimismo, el magistrado habló sobre el alcohol, las drogas o el juego en los menores y el peligro de los teléfonos móviles, tanto para cometer delitos como para ser víctimas de los mismos, aconsejando a los padres presentes que la edad mínima para comprar un smarphone a sus hijos sea a los 14 años, haciéndoles un contrato de utilización (pueden leerlo al final de la noticia) y que deben controlar lo que sus hijos hacen o dejan de hacer con sus teléfonos. Por último, el juez contó algunos de los casos juzgados en sus 30 años como juez de menores y algunas de las sentencias ejemplares que había dictado siempre dirigidas a la inserción de los chavales y pidió a los padres sentido común en la educación de los hijos, terminando con el poema de Bertolt Brecht. Tras varias preguntas de las personas presentes en el Auditorio, las entidades organizadoras, AMPa, Instituto y Ayuntamiento, entregaron varios regalos al ponente, como aceite de oliva virgen extra de la cooperativa de Huelma y de la Denominación de Origen Sierra Mágina o la Guía Cultural de Huelma de Ángel del Moral y una foto del mismo.

 

Decálogo para formar a un delincuente

1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.

 

2. No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

 

3. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.

 

4. No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.

 

5 . Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.

Imagen Delincuente

 

6. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.

 

7. Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.

 

8. Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.

 

9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.

 

10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

 

 

Contrato con 18 reglas a seguir si el chaval quería conservar su valioso móvil. 

 

1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?

 

2. Yo siempre conoceré la contraseña.

 

3. Si suena, cógelo. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.

 

4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 19h30 cada día de colegio y a las 21h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7h30. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.

 

5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.

 

6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.

 

7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.

 

8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.

 

9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.

 

10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.

 

11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.

 

12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.

 

13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.

 

14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].

 

15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de ese regalo. Expande tus horizontes.

 

16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.

 

17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que sucede a tu alrededor. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.

 

18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

HomeHuelma-SoleraEl juez Emilio Calatayud llena el Auditorio Municipal de Huelma Subir

Últimas noticias

Últimos videos

Este sitio web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información, consulte nuestra política de privacidad.
Aceptar